En el marco de la COP28 de Dubái, los 22 países de la Comunidad Iberoamericana aprobaron un Comunicado Especial sobre Cambio Climático. El documento de 18 puntos es el primer texto compartido por la Organización en el contexto de una Conferencia sobre el Clima y tiene como objetivo destacar el importante papel que juega la región en la lucha contra la crisis climática.

El documento reafirma el compromiso de los países firmantes – en línea con la Carta Medioambiental Latinoamericana 2023 – frente a diversos desafíos globales como la pérdida de biodiversidad, la desertificación, la sequía y la contaminación por plásticos. Asimismo, afirma la determinación de promover soluciones concretas para garantizar la integridad de todos los ecosistemas y pide a la comunidad internacional que se realicen todos los esfuerzos posibles para limitar el aumento de la temperatura media mundial a 1,5 °C, en comparación con los niveles preindustriales.

También se presta especial atención a los efectos directos en los países de la Comunidad, en particular para las poblaciones más vulnerables (incluidos los pueblos indígenas). En este sentido, se destaca, entre otras cosas, la necesidad de cumplir con los compromisos financieros a largo plazo establecidos en el Acuerdo de París en favor de los países en desarrollo y se reconoce la importancia de reforzar las políticas climáticas con perspectiva de género.